SEREIS COMO DIOSES

by

Así comienzo este post, con estas tentadoras palabras resonando en mi ego… cada vez que salgo de mi casa, tengo la sensación de ser una persona mirada y admirada por el color de mi piel. Si, amigxs, en la Filipinas profunda (y en la urbana) hay un sentimiento de inferioridad frente a la cultura hegemónica, que es la occidental. El canon de belleza publicitario (y social) es anglosajón, las tiendas están llenas de productos blanqueadores de piel (Whitening) y muchas personas se avergüenzan de su color moreno de piel y de su nariz pequeña y chata. Les vuelve locos las narices grandes y la piel clara. Así que no te digo como me miran por la calle. Aquí hasta el hermano feo de los Calatrava es un Adonis. A veces tengo la sensación de que para algunas personas soy el primer blanquito que ven en directo. Como son extremadamente tímidos, te miran de reojo, pero te miran mucho. Recuerdo la primera vez que entre en un bar de Lagonoy. Estaba lleno, y al entrar yo, todo el mundo dejo de hablar y se me quedo mirando durante 5 largos segundos… Solo los niños se me acercan curiosos a acribillarme a preguntas. En general me tratan diferente, con mas respeto, como si yo fuera alguien importante, y le encanta echarse fotos conmigo, porque al fin y al cabo, yo soy un objeto de admiración… soy lo que ellos quisieran ser.

ASI SOMOS REALMENTE

ASI NOS VEN AQUI

Con este panorama, es fácil dejarse seducir por el ego, y creerse superior, importante…obviamente no es una tentación directa, uno no se lo cree así nomás, pero sí que en el día a día cotidiano es fácil aprovecharse de la situación de ventaja en la que te ponen, y disfrutar de ciertos privilegios que te regalan por ser blanquito.

En el tema afectivo/sexual ni os cuento. Emparejarse con un extranhero es lo mas de lo más. En la ciudad me encuentro mucho gringo viejestorio de la mano de una filipina de 20 o 30 años. Y me da pena el espectáculo. Porque me parece que la relación es asimétrica y no están en igualdad de condiciones.

Con la lengua, más de lo mismo. Hablar en inglés es cool y a veces escucho a los niños contestando en inglés a su madre. La misa en ingles es la misa de los señoritos. Y ya si sabes algo de español ni te cuento. Se sigue dando clase de español en los seminarios y en algunos colegios bien, pero muy básico, no da para mucho. Comer pizza o hamburger, beber Coca Cola y vestir Zara, ver pelis yanquis, rezar en latín… la lista de invasiones culturales es larga, pero no deja de sorprenderme. Y como siempre, los extranheros somos los que admiramos su cultura, sus tradiciones, la belleza de sus rostros asioceanicos… y todos los valores que ellos todavía conservan y que nosotros hemos perdido.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: