CPT – El modo de vivir de la gente del campo

by

subregioes_nordestinas.jpg

Si bien lo explicado hasta ahora se ve en todo Brasil, el modo de vivir varía mucho de unas regiones a otras e, incluso, dentro de una misma región. Nosotros nos vamos a centrar en el Nordeste, que es donde nos encontramos y, dentro del Nordeste en el Sertão (o región semiárida).

El Sertão brasileño se encuentra geográficamente situado entre los estados de Bahia, Pernambuco, Piaui, Paraìba, Rio Grande do Norte, Ceará y Alagoas. Se caracteriza por tener un clima seco de altas temperaturas con escasas precipitaciones y una vegetación de mata baja y árboles de hoja caduca adaptados al clima, como el Umbuzeiro y la Favela. También hay abundancia de cactos, como el Mandacarú y la Palma. Este sistema vegetal se llama “caatinga” y solo se modifica con la presencia de agua. En concreto, el Sertão está bañando por el enorme río San Francisco que nace al sur, en el estado e Minas Geráis y desemboca en el océano Atlántico en el Estado de Sergipe. El Sertão vive frecuentes periodos de sequía. En estas condiciones la vida es difícil y está marcada por la presencia de agua. Tradicionalmente se han criado aquí cabras, ovejas y vacas. Las dos primeras necesitan poca agua y comen de todo, por lo que son las más extendidas. El ganado vacuno precisa de grandes cantidades de agua y comida y aparece en menor medida.

Antiguamente la vida de los sertanejos estaba marcada por las sequías. Cuando en una región se acababa el agua las familias emigraban a otras regiones donde aún había. Estas familias crearon un personaje típico del folclor sertanejo: los “retirantes”. Debido a esa trashumancia apenas si se cultivaba la tierra excepto productos no perecederos como el feijão (alubia) y la yuca, pero apenas se comían frutas ni verduras, excepto las de árboles silvestres. Esta falta de agua potable y de alimentación producía desnutrición y alta mortalidad infantil debida a las diarreas. De hecho, un cura amigo nuestro que llegó al Nordeste hace 16 años pasó los primeros meses enterrando niños muertos.

Sertao.jpg

Actualmente, la construcción de cisternas familiares que se llenan durante el periodo de lluvias (diciembre-enero) permite que los campesinos permanezcan en un lugar fijo. Es alucinante como la gente te cuenta que después de las cisternas ya no mueren niños. Además contribuyó a la creación de huertos que suministran verduras para consumo propio.

La dieta básica sigue consistiendo en arroz, feijão y carne de cabra, que comen todos los días para almorzar y para cenar.

En estas condiciones la vida es difícil, pero el sertanejo ha desarrollado un sistema propio y original llamado “Fundo de Pasto”, que consiste en la cría de animales no estabulados, es decir, que viven sueltos por el poblado y alrededores y van comiendo lo que se encuentran: cardos, hierbas, hojas, etc. Los bichos reconocen a sus dueños, así que no hay problemas de robos y cosas así. El único problema es que mueren bastantes atropellados en la carretera y provocan accidentes a veces mortales. Además en el Fundo de Pasto se recoge leña para cocinar, a veces frutas silvestres (como el Umbú y la Cajá), se instalan colmenas, etc.

Los poblados varían enormemente en extensión, llegando a tener más de 150 familias). A veces están todas las casas juntas en un lugar central rodeadas de caatinga y en otros casos están dentro de las pequeñas propiedades de la gente. No suele haber agua si no es gracias a las cisternas y la luz no ha llegado a las zonas más remotas. Hace unos años comenzó el programa “Luz para todos” en el que el gobierno instala placas solares individuales en las casas que almacenan electricidad en baterías. Claro que estas baterías no tienen potencia suficiente para conectar neveras, pero sí para bombillas, televisores y aparatos de música.

La mayoría de las casas son de adobe y tienen el techo de madera cubierto de tejas. En realidas son bastante frescas y ventiladas, pero el adobe es nido habitual de “barbeiros” que es un bicho que transmite la enfermedad de Chagas. En los últimos tiempos revocar las paredes de cemento o cal ha disminuido los casos de esta enfermedad peligrosa.

Los accesos a los poblados son generalmente muy malos, siendo normal distancias de dos y tres horas en coche para llegar al puesto de salud más próximo, o a una farmacia, etc. En un poblado del municipio de Pilão Arcado un “taxi” ida y vuelta para llegar al puesto de salud más próximo (que está en la ciudad mismo) tarda dos horas y cuesta hasta 500 reales (200 euros).

El acceso a la educación es universal. Hasta en el poblado más remoto hay una escuela cerca. Esto es porque hay muchos profesores rurales; en Brasil, cuando una persona acaba la educación secundaria (con 16 años) ya puede ser profesor. El nivel educativo es bajo y el salario también, pero es un trabajo fijo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: