La Minería

by

Esta semana pasada estuvimos en Jacobina, una ciudad a unas 4 horas de Juazeiro en dirección sur. Jacobina es una ciudad muy bonita, con una iglesia colonial del siglo XVIII. Se encuentra en la cabecera de la cuenca del río Itapicurú, al pie de la sierra llamada “Caixa de Água” o “Depósito” porque es el acuífero del que salen las nacientes de dicho río. Recibe el apelativo de “la ciudad del oro” porque en los años 60 y 70 comenzó una actividad minera sobre todo extrayendo oro. En Brasil el subsuelo pertenece al conjunto de la Nación, y el Estado Federal (o sea, Brasilia) es quien da el permiso de explotación a cambio de pagar una serie de impuestos sobre el material extraído que, en el caso del oro es el 1% del valor de la extracción. Ese 1% va a parar a las arcas del municipio (aproximadamente un 70%), del estado de Bahia (aproximadamente un 25%) y al Gobierno Federal (aproximadamente un 5%). Y este impuesto debe gastarse en servicios sociales y en reparar los daños ambientales causados por la actividad minera.


Jacobina Bahia 7.jpg

En Jacobina, en concreto estos daños son la destrucción el paisaje -por ser una mina a cielo abierto- contaminación acústica por el paso continuo de camiones y sanitaria: la gente se ve obligada a respirar polvo y, además, el río, con los restos de productos químicos de la explotación (sobre todo cinauro) desagua en el embalse que abastece la ciudad.

Ahora bien, en Jacobina todo el mundo opina que la Mina es el progreso y que trae bonanza a la ciudad. Lo cierto es que no trae ninguna porque ni genera empleo en la población debido a la tecnificación del trabajo ni deja grandes cantidades en impuestos.

¿Y a qué viene todo este rollo? La minería ataca principalmente a los campesinos sin tierra (de los que ya os hablamos en otra ocasión) porque como sus propiedades no están aún regularizadas son más fáciles de ser apropiadas por las compañías mineras. Y ahí está uno de los puntos con los que nos vamos a tener que enfrentar aquí: el apoyo a los campesinos en la lucha por sus tierras. La labor es de gigantes y viendo el panorama te sientes como David frente a Goliath, pero hay signos de esperanza.


DSCN1014.JPG

En concreto en Jacobina, esta pasada semana tuvimos un encuentro de 2 días con campesinos de comunidades venidas de todo el centro-norte del estado de Bahia. El primer día se habló de la amenaza de la minería y de cómo recibe el apoyo del Gobierno y del FMI (¡toma ya!) y el segundo día se convocó una Audiencia Pública en el salón de Plenos del Ayuntamiento (la Cámara de Vereadores y no Vareadores, Fernando) que abarrotaron más de 300 personas incluídos muchos jóvenes y en la cual entablaron un debate con los representantes públicos para pedir amparo frente a esta amenaza y exigieron que se cumplan las leyes medioambientales en el municipio.

El día acabó de un modo bastante festivo, porque la gente se organizó para cortar la carretera de la mina y exigir a los directores el cumplimiento de una serie de medidas que garanticen la salud de las comunidades vecinas a la misma. Os mando aquí la reseña (en portugués). Después de dos horas y media de carretera cortada los representantes de la empresa accedieron a estudiar la propuesta y dar soluciones satisfactorias.


DSCN1018.JPG

Estamos aprendiendo aquí en Bahía, la importancia de que la gente se organice y luche por sus derechos, puesto que muchas veces los representantes públicos no lo hacen. ¿Nos sueno esto a algo que suceda en España? ¡Indignáos!

Etiquetas:

6 comentarios to “La Minería”

  1. otraindignada Says:

    ¡ ya lo creo que nos indignamos !
    ¿qué habrá que hacer para desbancar a los banqueros, deslegitimar a los “legítimos representantes” y darle la vuelta a la tortilla?

    ánimo y muchos besos desde el corazón de La Mancha

  2. Silvia Says:

    Me han encantado las fotos. Una pena que teniendo riquezas minerales, lo que queda para los campesinos es contaminación y lucha por sus tierras. Pero dices que hay signos de esperanza: el primero es que cuentan con alguien como tú.

    Ánimo, Brasil, que podemos remontar (nunca mejor dicho)

    Un abrazote

  3. Ligia Says:

    Coincido contigo que es indignante!!!
    La verdad no muy lejana a nuestra realidad también y por lo que escribes tampoco a la de España!!!

    Un abrazo hermano y ánimo con esta lucha!!!!

    Ligia.

  4. Conchi Says:

    Nené que interesante es todo lo que cuentas, se me hance cortas tus lineas. Me da la sensación de que vuestro día a día es de lo más interesante, y parece que ya os váis integrando más. Dile a Jose que escriba algo que me mola mucho ver como y que escribe cada uno🙂
    Ánimo con la ayuda a los campesinos! Váis a conseguir muchas cosas!

    Os quiero
    Conchi

    • Miguel Says:

      Hola niña! Cuando vengas a vernos lo veras todo màs de cerca…estoy preparando un nuevo capitulo titulado “INFELISMENTE” que espero haga las delicias de tu familia. Mucho besos con sabor a caipirinha JM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: